La tablet como HUB de herramientas TIC para el aula.

Ahora que llega la tablet a los centros, tiene más sentido converger toda la tecnología a nuestro alcance en un solo dispositivo. Así trabajaremos de manera mucho más práctica y eficiente para el alumno. La tecnología debe ser en todo momento una herramienta facilitadora de un cambio muy necesario.

Por lo que vemos continuamente en los colegios, una de la claves del éxito de la inclusión se basa en su implementación acertada. Son muchas las herramientas de que disponemos para enriquecer el proceso de Enseñanza/Aprendizaje. Por supuesto que pueden mejorar la manera de dar clase, y si los profesores no las conocen, no podrán sobrevivir en el nuevo entorno. Así que abogando por una cultura digital en los colegios, añado a continuación y gracias al INTEF he podido acceder a las 100 mejores herramientas TIC para el aula en 2012 y en 2013

Presentación

La selección se hizo en base a la votación realizada en UK por su utilización en aula. Podemos ver además comparándo las 2 listas cuales se mantienen en cabeza y son por tanto garantía de idoneidad.

¿Quieres contribuir a la lista de 2014? Vota aquí.

¿Cómo liderar tecnológicamente un equipo de profesores?

obrien-leadership

Todos sabemos que el liderazgo es importante en la educación . Sin un fuerte liderazgo, las iniciativas de los proyectos tienden a estrellarse. Considere la posibilidad de que su equipo no esté preparado y si es necesario busque ese liderazgo externamente.

El liderazgo es necesario en el proyecto y son los líderes los que desarrollan su propia capacidad y la capacidad de aprender y conducir la formación profesional de los demás profesores, abogar por ella, proporcionando sistemas de apoyo y distribuyendo el liderazgo y la responsabilidad llevará a la  efectividad y a los resultados.

Hay estudios en Inglaterra y USA que demuestran que cuando el personal del colegio estaba muy comprometido con la aplicación, el logro del estudiante  (medido por el rendimiento en las evaluaciones estandarizadas), mejora a un ritmo mucho más alto que en los colegios donde el personal estaba menos comprometidos. Es interesante, pero como es de esperar , los colegios que mostraron mayor compromiso , y por tanto una mayor mejora, tenían algo más en común; liderazgo, ejecución y rendición de cuentas.

Estos resultados se suman a la evidencia sobre la importancia del liderazgo en educación y ayudar a combatir la retórica que no sabemos lo que es eficaz el aprendizaje profesional ( lo que hacemos ) . Pero no puedo evitar preguntarme si hay otro tema de liderazgo en juego. Tal vez los que en esos estudios figuran en la zona inferior fueron altamente comprometidos en la formación en general … pero no comprometidos con la formación digital.

Cómo empezar
A medida que avanzamos más y más en la era de la información , cada vez más la formación digital del profesorado  se producirá de manera informal, y la formación del alumnado estará más dedicada a las NNTT .

Sin un líder digital en el colegio no será posible crear una cultura digital, el colegio tendrá que luchar por conseguirlo . Mientras que los forzadores externos pueden desarrollar las habilidades necesarias para ayudar a los profesores a tener éxito en el nuevo proyecto , y esa formación se debe extender por todo el centro, y si el colegio no cuenta con los instrumentos necesarios para que los profesores puedan instruir eficazmente en el mundo digital, en última instancia, serán los estudiantes quienes lo van a sufrir .

 En 2013 dentro de la Conferencia de Ignite NASSP , varias de las sesiones más interesantes  se centraron en cómo los líderes escolares pueden apoyar el aprendizaje digital.  Scott Klososky señaló que los líderes de la educación de hoy son los líderes de transición. Ellos son los responsables tanto de la gestión de las personas como de la gestión de la transición a la enseñanza y el aprendizaje de una manera diferente , la preparación será muy diferente para  los estudiantes que van a entrar en un mundo muy diferente.

Los colegios tienen que desarrollar una estrategia para que la tecnología se implemente en la escuela , con una visión a largo plazo sobre un tema que está en constante cambio lo que lo hace complicado de prever.

Klososky cree que los líderes escolares necesitan convertirse en ” maestros de la tecnología. ” para lo que ofreció un modelo de proceso para llegar allí.

  • Desarrollar hitos tecnológicos para la escuela. Se trata de objetivos para trabajar hacia – por ejemplo, ” Queremos ofrecer un 35 por ciento de la instrucción en línea . ” Estos objetivos deben tomar de dos a tres años para lograr.
  • Crear una cultura de adaptación. Asegúrese de que la comunidad escolar entiende que las cosas están cambiando constantemente – y cambiando rápidamente. Los educadores deben llevar las nuevas tecnologías a los estudiantes de forma rápida , aunque se entiende que no habrá muchos fracasos y que no deben temer errores.
  • Desarrollar un buen equipo de tecnología. Este equipo incluye a proveedores, personal TIC , Formación y otras personas que se encargan de la gestión y la solución de problemas de la tecnología en el día a día .

Según Klosoky , con demasiada frecuencia los colegios no trabajan lo suficientemente duro para asegurarse de que tienen un excelente equipo para que las cosas funcionen sin problemas , por lo que experimentan problemas que desmoralizan personal y obstaculizan el progreso.

  • Desarrollar procesos en torno a la tecnología. Sin procesos , los líderes pueden encontrarse eligiendo al azar los vendedores y los productos y sólo la formación de los profesores de forma esporádica. Procesos claros en torno a estos temas y otros aumentan la eficiencia y aseguran que todos los aspectos de la tecnología vinculan el equipo de profesores  al objetivo del centro.
  • Diferenciar entre ” aprendizaje digital ” y ” infraestructuras digitales . ” Aprendizaje digital es la forma en que utilizamos las herramientas tecnológicas . infraestructuras Digitales son los medios necesarios. Hay que dar prioridad a los dos, pero una clara distinción entre ellos en el desarrollo de un plan tecnológico .
  • Considere las mediciones. Sin ser capaz de medir el impacto de una herramienta tecnológica , un líder no puede estar seguro de que es un uso eficaz del tiempo y otros recursos.

En la misma línea Ryan Imbriale , Directora de Patapsco High School y Centro de las Artes de Maryland y uno de los recientes directores digitales de NASSP  2013  . Ofrecía consejos a otros líderes escolares que estén interesados ​​en el avance hacia una visión de la educación digital. Su respuesta , de una manera u otra , impacta en cada uno de los puntos en el modelo de Kolosky :

  • Es fundamental crear una cultura de innovación en la escuela. Aceptar que habrá muchos éxitos y algunos fracasos , pero de esos errores se aprende también.
  • Tenga un plan sólido en el que participen todos los componentes en el proceso, y asegurese que el plan incluye unos resultados claramente definidos
  •  Si los profesores no confían en la tecnología no va a ser utilizada.

Sabemos que el futuro pasa por el aprendizaje digital. Los líderes educativos deben volcarse en la creación de una cultura digital dentro del centro.

Del aula física al aula virtual: cómo rediseñar un curso

¿CÓMO REDISEÑAR UN CURSO?

 ImagenEl dato…

El rápido crecimiento y la popularidad de la formación online requiere que se lleve a cabo un ejercicio de reflexión en torno a cómo se está llevando a cabo el diseño de los cursos de Elearning. Las investigaciones llevadas a cabo en relación a este tema han concluido que la integración efectiva de contenidos multimedia que sean relevantes desde el punto de vista pedagógico es una valiosa herramienta para facilitar los proceso de aprendizaje de los alumnos.

Sin embargo, en muchos de estos cursos se ha cometido un error, no centrarlos en el alumno sino en el contenido. Y para que la formación sea un éxito el foco tiene que estar puesto en el estudiante.

Los detalles…

En muchos casos, a la hora de diseñar un curso online lo único que se ha hecho es pasar el contenido que se daba en papel a un formato online. Pero este paso no es suficiente. La experiencia del alumno tiene que ser tan real como si la viviera en la propia aula. Además de vídeos, en los que los profesores puedan utilizar materiales que usan en un curso tradicional, como una pizarra, se tienen que incluir otras funcionalidades que no estarían disponibles en un aula física. Entre ellas, la flexibilidad y la capacidad de adaptación de los contenidos para que cada uno de los alumnos personalice su formación.

Por ejemplo, si se pone a disposición de los alumnos vídeos con los contenidos y las explicaciones del profesor, cada vídeo se puede dividir en segmentos más cortos y manejables para que el estudiante pueda ir administrando su tiempo más fácilmente. En vez de contar un sesión de tres horas, esta distribución permitirá al alumno poder formarse en periodos de tiempo más cortos sin que pierda el hilo de la clase y poder acceder a temas específicos de manera más eficiente.

Además, las actividad de prácticas y las evaluaciones deben crear una experiencia también tan real como las que suceden en un aula física. Esto es posible gracias a los sistemas de gestión de aprendizaje (LMS – Learning Management System), que permiten crear cuestionarios, foros de discusión, buzones de sugerencias.

Algunas consideraciones que se deben de tener en cuenta a la hora de diseñar cualquier curso de Elearning deben ser

  • Detalle y redundancia: La planificación de la formación online debe proporcionar a los estudiantes expectativas claras e instrucciones al detalle que les ayuden a la realización de las tareas y el logro de los objetivos del curso.
  • Replicabilidad: Debe ser posible replicar la experiencia del aula en cuanto a las relaciones entre alumnos y profesores en el aula virtual. Se deben generar espacios de contacto en el que sea posible desarrollar esas relaciones.
  • Análisis financiero: No sólo desde el punto de vista económico, sino también de si es posible minimizar las consecuencias de la experiencia, tanto de los profesores como de los alumnos. Analizar las herramientas tecnológicas a nuestra disposición para hacerlo posible y su coste/beneficio.
  • Análisis técnico: Buscar y elegir las herramientas disponibles con criterios de facilidad de usos y efectividad. Y analizar si la puesta en marcha de sistemas de gestión de aprendizaje incluyen demasiadas aplicaciones que no van a ser usadas y supondrán cierta frustración y sobrecarga tecnológica para alumnos y profesores.

Y entonces…

La formación online no puede ser una réplica de la formación en un aula convencional, tiene que incluir otras capacidades y crear una verdadera experiencia de aprendizaje para los alumnos. La motivación para poner en marcha cursos de Elearning no puede ser únicamente económica, sino que debe ir más allá y no se debe pensar que con crear vídeos y colgar los materiales en la red se ha diseñado un curso online. Los alumnos tienen que contar con un entorno de aprendizaje virtual que cumpla con sus expectativas y les permita lograr sus objetivos de aprendizaje.


http://www.observatorio.welearning.es